en es #HuescadeCine - Del 17 al 25 de Junio 2016

Una gala rápida y dinámica

Una gala rápida y dinámica
Foto de familia de los premiados. FOTO: Jorge Dueso

Foto de familia de los premiados. FOTO: Jorge Dueso

La Gala de Clausura comenzó a las 22.00 horas con una voz en off que pidió se apagaran los móviles y presentó a Jorge Vidal y Jara Abella, conductores de la gala. “Cada uno de los creadores que ha participado en el festival”, resumió Jorge Vidal, “merece nuestro aplauso. Su esfuerzo e ilusión nos inspirarán durante los próximos doce meses”. Los presentadores repasaron las distintas secciones y proyecciones paralelas que han completado la 40 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca, al margen de la competición por los cuatro Danzantes y el resto de premios. También recordaron que tanto Mi Lucha (Danzante Iberoamericano ficción) como La derniere caravane (Danzante Internacional ficción) se ganaron el derecho a competir en la categoría de cortometraje en la próxima edición de los Oscars.

La entrega de premios se inició con el Danzante al mejor Cortometraje Iberoamericano, que recibió en persona Aitor Aspe, uno de sus codirectores, por Mi Lucha que llegó a Huesca acompañado de sus padres. Entregó el premio el jurado Francisco García García. Dentro del mismo certamen recibió el premio Cacho Pallero el vasco Ibán del Campo por su película Katebegitik, que recibió de manos del también jurado Derubi Jacome. El concurso Iberoamericano de ficción finalizó con la entrega del Jinete Ibérico, gentileza del Instituto de Estudios Altoaragoneses, que fue a parar a una coproducción hispano portuguesa O Sapateiro de David Doutel y Vasco Sa, que agradecieron el premio a través de un vídeo preparado para la ocasión.

El certamen Internacional fue desgraciadamente el de las ausencias. Tanto el francés Foued Mansour, Danzante por La dernière caravane, como la marroquí Maryam Touzani, premio especial del Jurado y Mención especial del Jurado de la Juventud por When they slept, y el sueco Jens Assur, premio Francisco García de Paso, por Killing  the chickens to scare the monkeys, se encontraban ausentes –Maryam Touzani visitó Huesca en el primer tramo de festival- y enviaron vídeos de agradecimiento al certamen. Los presentadores recordaron que tanto Mi Lucha (Danzante Iberoamericano ficción) como La derniere caravane (Danzante Internacional ficción) se ganaron el derecho a competir en la categoría de cortometraje en la próxima edición de los Oscars, pues hay que recordar que el Festival Internacional de Cine de Huesca es calificador, el único en España en su categoría.

Mette Fons, con el premio de la Juventud. FOTO: Jorge Dueso

Mette Fons concursa en la 41 edición con su nueva película Mit navn

Poco después llegó el turno del Premio de la Juventud a la mejor opera prima, que entregó el Presidente de la Fundación Anselmo Pie Sopena y auténtico anfitrión de la noche de ayer, Manuel Pérez, a la joven directora danesa Mette Fons por su película Sleeping Bear.

A continuación comenzaron las entregas del género Documental, tanto del concurso Iberoamericano, como del Internacional. La jurado Berta Frías entregó el Danzante del Iberoamericano documental al ya citado Sergio Oskman, y la también jurado Michèle Dríguez dio el galardón Premio Especial del Jurado de la categoría a Manuel Jiménez, también citado.

El Danzante del Concurso Internacional de Documental (Rainer Ludwigs por Istoriya Leonida) y el premio especial del jurado José Manuel Porquet, dentro del Concurso Internacional de Cortometraje Documental (Léo Zarka Lepage por Chambres avec vue), agradecieron el premio a través de vídeo.

Daniela Michel recibe de Elisa Sanjuán el Ciudad de Huesca. FOTO: Jorge Dueso

Daniela Michel recibe de Elisa Sanjuán el Ciudad de Huesca. FOTO: Jorge Dueso

Finalizada la entrega de premios de las secciones oficiales a concurso llegó el turno del Premio Pepe Escriche, que en esta ocasión fue, cómo no, para el Festival de Cine de Morelia “por los vínculos de hermanamiento que los festivales de Huesca y de Morelia tienen desde antes de la creación del festival mexicano”, resumió Jorge Vidal. “El Festival de Morelia se ha convertido en poco tiempo en un importante acontecimiento cinematográfico como punto de encuentro entre cineastas y como centro para promover nuevos talentos cinematográficos”, añadió Jara Abella. La Diputada de Cultura de la DPH, Elisa Sanjuán, entregó el premio Pepe Escriche a la directora del Festival Internacional de Cine de Morelia, Daniela Michel, que ha viajado desde México para recogerlo en persona.

La gala llegó a su fin con la entrega del premio Luis Buñuel al cineasta británico Stephen Frears, realizador de películas históricas como The Van, High  Fidelity, Amistades Peligrosas o la reciente y galardonada The Queen. Frears recibió el premio de manos del Director General de Cultura, Humberto Vadillo. “Ojalá Luis Buñuel estuviera vivo y siguiera haciendo cine”, lamentó Frears, que en la entrada al Teatro Olimpia lanzó un “Viva Huesca” y luego sobre el escenario generalizó en el más clásico “Viva España”.