en es #HuescadeCine - Del 17 al 25 de Junio 2016

Theo Angelopoulos, Premio Luis Buñuel en 2009

Theo Angelopoulos, Premio Luis Buñuel en 2009

not159El Festival Internacional de Cine de Huesca rindió un merecido homenaje a Theo Angelopoulos en su 37 edición en el año 2009. La Fundación Festival de Cine de Huesca se une al dolor por la pérdida de uno de los grandes cineastas de nuestro tiempo y, sin duda, el mejor director de cine de Grecia.

Theo Angelopoulos nació en Atenas en 1935 y murió el pasado martes, día 24 de enero de este año en Atenas, atropellado por una motocicleta mientras buscaba emplazamientos para su próxima película “El otro mar” que versaría sobre la crisis económica de Grecia hoy. Ha fallecido a los 76 años de edad.

Theo Angelopoulos ha sido ganador de premios tan prestigiosos como la Palma de Oro de Cannes en 1998 por “La eternidad y un día” y del Gran Premio del Jurado del mismo festival en 1995 por “La mirada de Ulises”. De entre los muchos reconocimientos que ha recibido, en el Festival Internacional de Cine de Huesca nos sentimos honrados porque recibiera el Premio Luís Buñuel en 2009, en reconocimiento a toda su trayectoria con una coherencia cinematográfica y personal fuera de toda duda. Agradecemos su estancia en la ciudad de Huesca en junio de 2009 en compañía de su compañera y socia Pkoebe.

El Festival Internacional de Cine de Huesca publicó con motivo del homenaje “Poemas de la desolación. El cine de Theo Angelopoulos”, dirigido y coordinado por Manuel Vidal Estévez incluyendo el documental en DVD Un lugar en el cine, de Alberto Morais. En el catálogo de la 37º edición del Festival de Cine de Huesca se publicó el siguiente texto que lo rememoramos como homenaje a uno de los cineastas contemporáneos más importantes:

Quienes quedan atrapados en la indiscutible belleza de sus imágenes y acusan a Angelopoulos de hacer un cine pretencioso, ampuloso, estático, obviamente ignoran el profundo humanismo que subyace en toda su obra, como no podía ser menos: griego es, al fin y al cabo. Desde sus mismos orígenes, la obra de Angelopoulos se inspira en dos ejes: sus vivencias personales y la realidad griega.”

La obra que ahora estaba preparando, “El otro mar” trataba de la realidad más palpable de Grecia y de Europa en estos momentos, la vida en medio de la crisis. Eso sí vista desde su perspectiva.

Sirva este texto de eterno reconocimiento al cineasta que supo valorar nuestro festival y nos dejó extraordinarios films.