en es #HuescadeCine - Del 17 al 25 de Junio 2016

Stephen Frears: “Me gustaría que Luis Buñuel estuviera vivo”

Stephen Frears: “Me gustaría que Luis Buñuel estuviera vivo”
Stephen Frears en el Festival de Cine de Huesca

Stephen Frears en el Festival de Cine de Huesca

El director británico Stephen Frears recibe esta noche el Premio Luis Buñuel del 40º Festival Internacional de Cine Huesca. Será uno de los grandes protagonista de la gala de clausura que tendrá lugar a las 22.00 horas en el Teatro Olimpia. El galardón que reconocerá la trayectoria del director de “Las amistades peligrosas”, “Mi hermosa lavandería” o “The Queen”, entre otros muchos y grandes títulos, lleva el nombre de uno de los referentes que Frears ha tenido a lo largo de su carrera: “Buñuel tenía las ideas tan claras a la hora de rodar que necesitaba filmar poco y realizaba pocas modificaciones; un buen director es el que apenas necesita editar”. Para Frears Buñuel era “un gran realizador”. Hasta tal punto, que ha expresado el siguiente deseo: “Me gustaría que Buñuel estuviera vivo”.

Estas reflexiones ha trasmitido Stephen Frears a los medios de comunicación en el encuentro que ha mantenido este mediodía en el Salón Comedor de la Diputación Provincial de Huesca y en el que el realizador inglés ha demostrado su “humor y flema” inglesa. Frears ha iniciado la rueda de prensa preguntado sobre la crisis de España, la situación de sus bancos y cómo se podría solucionar. “Algo hay que hacer, todo está muy mal, salvo el fútbol”, comentaba el realizador inglés en referencia al dominio que está mostrando en los últimos tiempos la Selección Española de Fútbol.

Tras reconocer que Inglaterra también está atravesando momentos complicados por la crisis, “salvo los que son muy ricos”, ha apuntado, Frears se ha referido al tratamiento que la crisis económica está teniendo en el cine: “Todavía no se ha tocado mucho este tema, es complicado porque aunque es algo con lo que vivimos a diario, lo intentamos esconder. Esta mañana he ido a tomar un café y todas las cafeterías de Huesca estaban llenas, parece que todo está bien y que no pasa nada. Como es algo que no reconocemos resulta muy complicado abordarlo en el cine”, ha señalado. Desde su punto de vista un director, “no está obligado a tocar y sacar este tema”, aunque, “lo que no puede hacer es obviarlo si está tratando un tema actual”.

El realizador británico reconoce que “no hay dinero ni se presta dinero para el cine”. En su caso en los últimos meses ha realizado dos largometrajes en Estados Unidos, uno para el cine y otro para la televisión,  y en ambos la situación ha sido distinta: “Para la gran pantalla ha sido muy complicado encontrar financiación, para el de la televisión hemos tenido menos problemas”. Aunque admite que “la situación es terrible, todo está muy mal”, tanto para los jóvenes directores como para los ya consagrados.

Stephen Frears firmando su fotografía para el Festival de cine de Huesca.

Stephen Frears firmando su fotografía para el Festival de cine de Huesca.

Dejando la crisis a un lado, y tras indicar que en estos momentos se encuentra editando, “un trabajo que he grabado recientemente”, Frears se ha referido a lo que, desde su punto de vista, hace que una película sea interesante: “Los conflictos morales son los que hacen que las películas sean interesantes”. Aunque para él lo primero es el público: “Siempre pienso en el público a la hora de hacer una película. Es más, cuando me cuentan alguna historia siempre me pregunto qué tiene de interesante para el público”.

Para el realizador británico rodar es lo que más le gusta en este mundo, y más, “al aire libre”. Y admite que prefiere disponer de presupuestos pequeños frente a grandes producciones: “Cuanto más dinero te dan para hacer una película más control intentan ejercer sobre ella, cuanto menor sea el presupuesto mayor libertad habrá”. Por ello, “aunque la gente prefiera disponer de grandes sumas de dinero, yo casi opto por tener más libertad y menos dinero”.

Stephen Frears ha finalizado el encuentro con la prensa, como ya es tradicional, firmando una foto suya para el Festival oscense. El realizador inglés se ha despedido escribiendo, “Gracias!” en su instantánea en blanco y negro.