en es #HuescadeCine - Del 17 al 25 de Junio 2016

El Festival Internacional de Cine de Huesca volverá a ser foco mundial del cortometraje 44ª edición

El Festival Internacional de Cine de Huesca volverá a ser foco mundial del cortometraje 44ª edición

 

Además de las proyecciones, la programación se completará con espectáculos en vivo, exposiciones, encuentros y presentaciones de libros. La muestra Nuevos Realizadores estará compuesta por cuatro largometrajes que no han sido estrenados en sala comercial.

El Festival Internacional de Cine de Huesca ha presentado la que será su edición número 44. La cita oscense prima una vez más su esencia, el cortometraje, y por ello amplía el número total de sesiones hasta 15 y concede un espacio prioritario a la proyección de su palmarés, el último día, en el Teatro Olimpia. Para su directora, Azucena Garanto,  “la programación vuelve a apoyarse en el cortometraje en todas sus perspectivas, desde los homenajes hasta los 79 trabajos a concurso”. Entre el 17 y el 25 de junio, Huesca volverá a situarse como “el referente mundial para el mundo del cortometraje”, con obras llegadas de 24 países diferentes.

El certamen busca además llegar a todos los públicos y ser un vehículo de integración, un ejemplo de ello son los dos actos donde se harán entrega del Premio Ciudad de Huesca para Paula Ortiz y del Premio Luis Buñuel para Jean-Claude Carrière, que contarán con interpretación en lenguaje de signos. El público, como no puede ser de otra forma, será el motor de la edición: se consolida el Premio del Público y además se llevarán a cabo diversos actos en espacios abiertos, como un espectáculo realizado en exclusiva para el certamen por los actores y cómicos aragoneses Alfonso Palomares y Jorge Asín.

El Festival no es ajeno al estimulante momento que atraviesa la industria cinematográfica aragonesa y por ello llevará a cabo un encuentro profesional para analizar las fortalezas, retos y oportunidades del sector en nuestra comunidad. Esta línea de trabajo a nivel profesional se complementa con la parte tecnológica, instaurada el pasado año con las visitas para acreditados al Parque Tecnológico Walqa, y también la del fomento del territorio, con el recorrido por diversos rincones de gran interés natural e histórico de la provincia para invitados y acreditados. Todas estas áreas evidencian el perfecto equilibrio logrado en el Alto Aragón entre tecnología, desarrollo y naturaleza. En palabras de la Directora, la fuerza de esta edición reside en la capacidad de “combinar diversas propuestas que nos han llegado desde Huesca y otros territorios para presentar una programación completa y rica, y de carácter internacional que es parte de la identidad del festival”.

Por su parte la versión online “FestivalHuesca en casa”, se consolida como una alternativa para el público que no puede acudir hasta la capital altoaragonesa para disfrutar de los trabajos seleccionados; y no sólo para todos aquellos que residan fuera de nuestras fronteras, sino también para el público aragonés y de la provincia de Huesca, para el que se ha establecido una convocatoria que busca cerrar diversos puntos de proyección en establecimientos de la región con el objetivo de tejer una red de proyecciones de los trabajos a concurso.

Junto a esta apuesta profesional, formativa, lúdica y tecnológica, la organización mantiene algunas de las claves del éxito de pasadas ediciones y que buscan aunar al público y los diversos agentes económicos de la ciudad; actividades que van a estar repartidas a lo largo de todo el festival y englobadas en diferentes focos de atención (turismo, hostelería y comercios, otros públicos, actuaciones musicales o presentaciones de libros).

Otro de los ases del Festival, será su muestra de largometrajes: Nuevos Realizadores. Un total de cuatro obras que no han tenido aún su estreno comercial (dos de ellas serán estreno en España): La superproducción española Gernika que se presentó en el pasado festival de Málaga y llegará a Huesca antes de que en octubre se estrene en las salas de nuestro país; La delgada línea amarilla, el primer largometraje del mexicano Celso García quien compitió en el certamen altoaragonés con uno de sus primeros cortos y que ahora llega de la mano de Guillermo del Toro como productor en su ópera prima, un trabajo que ha logrado colocarse como la máxima favorita de los Premios Ariel (máximo reconocimiento del cine mexicano) con 14 nominaciones y que no se ha visto en el circuito comercial en España; el estreno nacional de la coproducción hispanoalemana, BestFriends, del aragonés Carlos Val; y por último Angelita la doctora, ópera prima de la también actriz Helena Tritek que cuenta con la estrella argentina, Norma Leandro, y Chino Darín, gran promesa del cine latino al que pronto veremos en La reina de España, a las órdenes de Fernando Trueba. La película de Helena es también estreno en exclusiva en nuestro país.