en es #HuescadeCine - Del 17 al 25 de Junio 2016

GABRIEL FIGUEROA

GABRIEL FIGUEROA

figueroagrCon motivo de la décima edición del Festival Huesca Imagen que tiene este año como país invitado a México y la 32 edición del Festival de Cine de Huesca, la Diputación Provincial de Huesca ha programado para sus salas de exposiciones la exposición GABRIEL FIGUEROA. Una nueva producción que cuenta con la excepcional colaboración de la “Colección de Gabriel Figueoa Flórez”, su hijo y actual responsable y restaurador del archivo visual de las imágenes realizadas por Gabriel Figueroa a lo largo de su trayectoria artística. La lente de Figueroa nos descubrió un México de claroscuros, luces y modernidad. A través de su mirada nos asomamos a un país de extraordinaria vitalidad. Como él mismo lo expresó al recibir en 1971 el Premio Nacional de las Artes: “Estoy seguro de que si algún mérito tengo, es saber servirme de mis ojos, que conducen a las cámaras en la tarea de aprisionar no sólo los colores, las luces y las sombras, sino el movimiento que es la vida.” Su ingreso al cine se produjo en 1932, como fotógrafo de tomas fijas de Revolución de Miguel Contreras Torres. Un año más tarde sería uno de los veinte camarógrafos contratados para la filmación de Viva Villa! de Howard Hawks. Tras algunos trabajos como iluminador, Figueroa recibió una beca para estudiar en los Estados Unidos. Allí entró en contacto con Gregg Toland, uno de los mejores fotógrafos de cine de todos los tiempos, quien le enseñó su particular estilo de iluminación. Su primera película como fotógrafo -Allá en el Rancho Grande (1936) de Fernando de Fuentes, fue también la primera por la que obtuvo un premio internacional, en el Festival de Venecia. En total, Figueroa, fotografía más de doscientas películas y recibió decenas de premios. Además de las cintas que filmó junto a Emilio Fernández Emilio, dos de sus trabajos más memorables fueron Los olvidados (1950) de Luis Buñuel y La noche de la iguana (1964) de John Huston. La selección de las 100 obras que integran la exposición viene de la mano de su hijo Gabriel Figueroa Flores -importante fotógrafo mexicano- quién ha optado por una mirada artística y creativa de la obra de su padre. Y un proceso muy cuidado de restauración y copiado de imagen en sistema digital. Junto a la producción de la exposición se publicará una monografía a cargo de Chus Tudelilla, editada por la Diputación de Huesca en colaboración con la Fundación Televisa.